Aldo Rubén Cena

“Yo entré en el año 1978 a la Infantería de Marina.

Uno se prepara siempre para la guerra pero cuando llega no la quiere. Se toma verdadera noción de lo que significa una guerra cuando se la vive, y posterior a lo bélico, se aprende algo muy importante que es el valor de la vida. Eso es lo que siento y lo defiendo a rajatabla.

 

La guerra es una experiencia muy triste no se la deseo a nadie. Pero hoy orgullosamente puedo decir que, si es necesaria en defensa de la patria, de esta tierra, de lo nuestro, de lo mío, hay que hacerlo.

La contienda nos dejó experiencias duras. Yo perdí a un compañero de la escuela primaria con el que nos criamos juntos, estudiamos juntos, dimos los primeros pasos en la escuela y obviamente hicimos lazos muy importantes.

Permanentemente está el recuerdo de aquellos 649 compañeros argentinos que quedaron en el campo de batalla. Esto es lo llevo siempre en mi mente.

Lo más positivo que me dejó la gesta de Malvinas es poder hoy estar trabajando en algo que mi pueblo necesita y poder transmitir la experiencia de alguien que estuvo en el combate, no desde lo bélico, sino desde lo humano.

Nosotros cuando hablamos en las escuelas con nuestros chicos, con las nuevas generaciones de políticos, con carpinteros y trabajadores, les decimos que vean hacia adelante, los orientamos para que sean un poco más serios y para que conozcan y defiendan la causa de Malvinas.

Considero que se necesita una acción definitiva y unificada por parte del gobierno de la Republica Argentina. Que se haga cargo de todos los veteranos de guerra, porque en estos momentos más allá de que desde la Nación se otorgaron beneficios económicos a los ex combatientes – pensión nacional- se ha delagado la asistencia a algunos gobiernos provinciales.

Muchas veces no es necesaria sólo la ayuda económica, sino también asistencia de salud básica ya que, a medida que crecemos en edad aparecen más secuelas. Es muy importante la asistencia en salud mental.

Este gobierno ha hecho mucho pero todavía falta.” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *