Rubén C. Delcanto – Soldado de la Compañía Ingeniero 9 – VGM

Yo estaba incorporado desde hacía 60 días en la compañía Ingeniero 9 de la provincia de Chubut. Éramos mayoría cordobeses de capital y de provincia. Nos comenzaron a preparar en exposición en campos minados, puentes, y ese tipo de cosas.

Nos subieron a un avión y nos dijeron en principio que íbamos a Comodoro Rivadavia a desalojar un avión que había sido aparentemente tomado por terroristas chilenos. No nos dijeron que estábamos próximos a un conflicto armado con Gran Bretaña. Cuando llegamos a Comodoro Rivadavia, subimos a un avión y nos llevaron a Malvinas.

 

Llegamos a Malvinas por la madrugada. Yo sentía un fuerte tiroteo en el aeropuerto, la casa de gobernador de Malvinas había sido tomada por un comando de buzos tácticos. Allí se nos informó precisamente que estamos en conflicto armado con Gran Bretaña y nosotros éramos parte de ese primer bastión de gente que fue a tomar las Islas.

Luego nuestra compañía fue movilizada a Bahía Fox en barco donde acantonamos en las posiciones y empezamos a hacer las fortificaciones y campos minados. Quedamos a la guardia del posible enfrentamiento con la fuerza británica que no se dio hasta después de que el aeropuerto fue bombardeado el primero de mayo, allí empezaron nuestras acciones bélicas.

Para uno con 18 años, realmente era algo muy fuerte y no podíamos terminar de entender porque nos había tocado esto. Después fue un orgullo muy grande haber estar allí a pese nuestra corta edad, y defender estas tierras que eran nuestras y que habían sido recuperadas.

El regreso a la vida civil fue muy cruel y un poco dura porque en realidad como Argentina no ganó la guerra es como que entramos al país por la puerta atrás. Entonces la gente nos miraba con indiferencia. Hubo casos que nos discriminaban por haber perdido la guerra. Todo eso nos puso muy mal porque en realidad nosotros pusimos todo lo que podíamos poner. Nuestra experiencia tampoco era mucha en respecto a la guerra, o un conflicto armado. Nos costó reinsertarnos nuevamente a la sociedad.

Yo creo que con el tiempo los ciudadanos comunes van entendiendo lo de Malvinas. Malvinas tendría que ser tomada como una política del Estado para que en realidad los veteranos, la gente de fuerza armada que también estuvo en ese conflicto sea reconocida realmente como debe ser, teniendo un buen servicio de salud que hoy quizás no lo tenemos.

Creo que somos los motores de cambio en la mentalidad de la gente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *